jueves, 9 de mayo de 2013

Capturas, agresiones y represión policial en contra los pueblos de San Mateo y Barillas en Huehuetenango



Por Redacción Prensa Comunitaria


Intento de nuevas capturas en Barillas

En horas de la mañana personas particulares, aparentemente miembros de la Policía Nacional Civil a bordo de vehículos particulares, detuvieron a dos personas que pertenecen a la Sociedad Civil de Barillas, que han sido parte del grupo que defienden los derechos humanos, el territorio y el agua de Barillas, ellos son Mynor López y Manuel Molina López,  hubo un tercer detenido.

La población en el centro de Barillas al darse cuenta de que un grupo de personas vestidas de particular capturaban a éstas dos personas y los introducían a vehículos particulares, reaccionaron frente a la esta acción, principalmente familiares. La Policía Nacional Civil -PNC en Barillas contaba ya con equipo antidisturbios, se presume que fueron movilizados agentes de las fuerzas especiales de la PNC quienes ante la movilización de las personas en el centro de Barillas, comenzaron a hacer uso de las armas, lanzando gas lacrimógeno en contra de la población.

El saldo de la intervención de la PNC en Barillas es de varias personas con serios daños respiratorios tras la inhalación de este tipo de gas, otras personas que registraron varias heridas. Dos mujeres tuvieron que ser internadas en un hospital por mostrar un cuadro serio de intoxicación por el gas lacrimógeno,   horas más tarde fueron dadas de alta. Además la acción policial afectó a cientos de niños y niñas de la escuela de párvulos cercana, por intoxicación, quedando herida una madre de familia[1].

Al mismo tiempo el grupo de personas vestidas de civil al irse por la carretera, con las personas detenidas rumbo a Huehuetenango fueron detenidos en San Mateo Ixtatan.

En San Mateo Ixtatán

En este municipio la gente se movilizó puesto que no quedaba claro para la población, si se trataba de un secuestro, entonces fueron detenidos por miles de personas, quienes exigieron que fueran inmediatamente liberadas las personas detenidas.  La PNC en Santa Mateo Ixtatán también estaba preparada con equipos antidisturbios quienes inmediatamente sin mediar o dialogar con la población iniciaron a lanzar gases lacrimógenos, buscando dispersar a la población que se concentró en el centro del municipio, nuevamente hay personas seriamente intoxicadas por la inhalación de los gases.

A través de las radios comunitarias se informó que la población mantiene lacalma, con mucha tranquilidad y quieren que los supuestos agentes policíacos puedan retirarse del municipio, estas personas trasladaban a los barillenses capturados horas antes en la Villa de Barillas, se transportaban a bordo de un Pick Up marca Totoya Hilux color beige cromado, placas particulares P984PG doble tracción.

La utilización de fuerzas de la seguridad del Estado para la persecución penal y la captura de personas vinculadas a defensa del territorio, la vida y la lucha pacifica del pueblo de Barillas, es un acto contradictorio puesto que representantes de la sociedad civil y de las comunidades de Barillas tal como lo informó, en una nota la Asamblea Departamental de los Pueblos de Huehuetenango - ADH, había un ambiente democrático que ha caracterizado ésta lucha pues “la población de Barillas iniciaron conversaciones con el Ministerio de Energía y Minas MEM, por la problemática con la empresa Ecoener Hidralia Energía – Hidro Santa Cruz, estas conversaciones cuentan con la intermediación de Monseñor Álvaro Ramazzinni.”

Líderes de Barillas ven con preocupación que pueda haber personas infiltradas que interfieran con los procesos sociales y que buscan empujar y tergiversar de forma acelerada los procesos de oposición y lucha pacifica que se llevan. 

Esta situación es alarmante porque puede estarse creando un escenario de conflictividad, en el que provocan a la población para disminuir sus luchas, imponer los intereses de las empresas, criminalizar a las luchadoras sociales y defensores de derechos humanos e intervenir con la fuerza estatal.

Tanto en medios de comunicación, como mediante diligencias policiales, en los últimos días se ha iniciado nuevamente una oleada de criminalización a la protesta social, acusando nuevamente de delitos no cometidos a las personas que pertenecen a la sociedad civil de Barillas y que sigue manifestando su rechazo a la hidroeléctrica. Es preciso puntualizar que Rubén Herrera está encarcelado injustamente y que aún no se han cerrado dos casos en los que fueron encarcelados injusta e ilegalmente 11 personas ni se ha aclarado el asesinato de Andrés Pedro Miguel. 
 
La ADH en un comunicado manifestó: Hacemos un llamado a las comunidades y líderes en general no caer en la provocación y continuar el curso de la manifestación pacífica y la búsqueda de una salida política y justa a esta problemática.”


[1] Policía antimotines aprehende a dos personas y lanzan bombas lacrimógenas a pobladores. Santa Cruz Barillas. 9 de mayo de 2013. http://www.santacruzbarillas.org/policia-antimotines-aprehende-a-dos-personas-y-lanzan-bombas-lacrimogenas/

Corresponsables de SantaCruzBarillas documentaron momentos cuando los agentes antidisturbios de la PNC accionaron sus armas contra la población de Barillas. 




Desde NotiBarillas también se documento el accionar violento de las fuerzas del Estado en contra de la población de Barillas:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada