viernes, 3 de mayo de 2013

Alerta en Petén: Cooperativa Centro Campesino



Ante la difícil situación de la Cooperativa Centro Campesino Yaxchilán,
municipio de Las Cruces, departamento de Petén, Guatemala.

Después del ataque sufrido por la Cooperativa Centro Campesino Yaxchilán, el día 22 de abril de 2013, en donde fueron asesinados 5 de sus miembros, y frente a las amenazas posteriores que han sido objeto, las familias de la comunidad debieron abandonar su casas, tierras y pertenencias. 

A partir de la noche del 01 de mayo, aproximadamente 40 familias de la cooperativa comenzaron a abandonar su comunidad, - apoyados por organizaciones del municipio-, refugiándose en la parroquia de la cabecera municipal de Las Cruces y en casas de familiares.

Los ataques a la comunidad iniciaron desde el año 2009, cuando hombres armados  irrumpieron en la comunidad, asesinando a Marco Tulio Alvarado, quien era socio de la cooperativa. En los últimos años han sido amenazados de forma permanente, hasta que se produce la masacre del día 22 de abril, en que fueron asesinados 5 personas de la comunidad: Eliseo Ramos Martínez, Jesús Aldana Choc, Medelso Martínez Interiano , Mateo García Pérez y a su hijo Eduber García. Estos crímenes fueron perpetrados por hombres entrenados, fuertemente armados y capaces de llevar a cabo este hecho en total impunidad, a escasos 6 kilómetros de un destacamento militar, donde aparte del personal militar, se encuentra personal de la PNC, SEPRONA y Defensores de Naturaleza. Asimismo, impacta la crueldad de la masacre.

A partir de este ataque, las familias de la comunidad, han estado en permanente zozobra y haciendo vigilia por el miedo a ser atacados nuevamente, y están afectadas por el terror generado por la masacre y las constantes amenazas.

La comunidad considera que las razones de estos ataques pueden vincularse con las medidas que como cooperativa han tomado en contra de depredadores y destructores, ya que para sus intereses económicos sería clave que la comunidad abandonará este territorio y ellos poder continuar con sus negocios ilegales.

También se ha señalado la pasividad de las autoridades competentes, ya que no han sido capaces de brindar seguridad a la comunidad en los momentos en que ha sido víctima de los ataques, y tampoco han resuelto los crímenes perpetrados que permanecen en la impunidad. 

Hacemos este llamado de alerta a las organizaciones sociales y defensoras de los derechos humanos, para que estemos vigilantes y en apoyo de las personas afectadas, para que exijamos que el Estado haga justicia y de soluciones reales a la problemática que enfrentan.

Por el derecho a la Vida… Por el derecho a la Justicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada