martes, 28 de mayo de 2013

En Guatemala Sí hubo Genocidio. II Acto de protesta en México






Texto y Fotografías
Erika González León
Juan Carlos Vázquez Medeles

Amnistía Internacional (AI) se suma a las manifestaciones de rechazo contra la anulación de la sentencia de 80 años, por Crímenes de Genocidio y Deberes contra la Humanidad, que se le habían imputado al ex general Efraín Ríos Montt.  Esta manifestación es la segunda que se realiza en menos de una semana frente a la sede diplomática.
 

 Daniel Zapico, representante de AI en México, fungió como vocero frente a los medios y  entregó, junto con sus compañeros, una carta dirigida a Fernando Andrade Díaz-Durán, Embajador guatemalteco, a quién le refirieron que la anulación antes mencionada, supone un gran obstáculo para la justicia y rendición de cuentas. 
 

 Además, hicieron saber que coinciden con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en que se debe exigir la correcta procuración de justicia a las víctimas de la violencia en Guatemala.
 


 Después de ser recibida la misiva por las autoridades diplomáticas, se leyeron poemas de autores guatemaltecos, como Libertad de Otto René Castillo, además escritos de Lu Robles, Manuel José Arce, entre otros. 



 Este segundo acto de protesta, tras la anulación de la sentencia por la Corte de Constitucionalidad, congregó a diversos manifestantes que colaboraron con mensajes de indignación  y rechazo por dicha resolución. 

 


Los muros de la residencia ubicada en la avenida Explanada 1025, Colonia Chapultepec, fueron empapelados primero con los afiches amarillos de AI y posteriormente, los asistentes y miembros de la comunidad guatemalteca, colocaron claveles y carteles entintados con pintura roja, a manera de sangre, que daba espacio a la consigna de: En Guatemala Sí hubo Genocidio, como ya había sucedido el pasado 22 de mayo en la primera manifestación.





 
Libertad:
Tenemos
por ti
tantos golpes
acumulados
en la piel,
que ya ni de pie
cabemos en la muerte.
Otto René Castillo


No señor traductor
Le dije vagina no estómago
No sé cómo se lo habrán enseñado a usted
Pero yo sé la diferencia entre un golpe en el estomago y una violación
Si señor traductor, una violación, con todas las letras.

Lou Robles






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada