miércoles, 10 de abril de 2013

El Estado español y la continuidad de las agresiones colonialistas en Guatemala


 
Por Nelton Rivera -Prensa Comunitaria-

La historia parece que esta destinada a repetirse una y otra vez. En 1524 el imperio español iniciaba una de las invasiones mas desastrosas y sangrientas sobre los pueblos y el territorio de Iximulew[1] en Abya Yala, cuyo resultado fueron siglos de colonización, Genocidio, saqueo y despojo. Ahora, el Estado español y sus empresarios buscan nuevamente convertir a Guatemala en un enclave colonial,  sostener su economía en crisis a base de la explotación de los bienes naturales, la explotación laboral y el despojo nuevamente de territorio y bienes de los pueblos indígenas. 

En pleno siglo XXI, 489 años después de la invasión con Pedro de Alvarado al frente, en Guatemala enfrentamos nuevamente la invasión de las empresas de capital español a nuestro territorio, a través de la supuesta generación de “energía limpia”, de parques eólicos, hidroeléctricas, represas, telefonía celular, generación, distribución y cobro de la energía eléctrica, privatización del agua, actividades portuarias, extracción de peces en el Pacífico, entre otras actividades.

Fue la corona española la punta de lanza del saqueo imperialista para el continente europeo sobre nuestra Ameérica, nuevamente lo es hoy el Estado español 521 años despues  bajo la corona de los Borbones. Parece que su embajada es la encargada de promover la implantación  nuevamente del capital español, a traves de sus empresas y de garantizar sus intereses a toda costa, no importa la criminalización, militarización y represión de las comunidades en donde pretenden enriquecerse, en detrimento de los pueblos que habitamos este territorio. 

Recientemente el gobierno de Guatemala anunció la concesión de grandes extensiones de tierras nacionales a una empresa española,  tierras que pertenecen a la porturaria de Puerto Quetzal,  propiedad nacional, cediendolas por 25 años.

Fue el mismo presidente Otto Pérez Molina quien anunciara con bombos y platillos el regalo que en nombre del Estado de Guatemala hizo durante la semana Santa a empresarios españoles, sin mencionar la secretividad de la negociación. Esta concesión quedara bajo la propiedad de la compañía Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) subsidiaria de Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB).[2]   

Varias han sido las voces de indignación. Oscar Clemente Marroquín en su columna denunció la participación y prepotencia de la actuación el embajador de España, el señor Manuel María Lejarreta Lobo[3], quien participó junto al presidente Otto Pérez Molina enla entrega de la concesión a la empresa TCB, a pesar de lo viciado del proceso y el rechazo de muchos sectores nacionales, principalmente los trabajadores de la portuaria.[4]  ¿Qué papel esta jugando el encomendero real?.

¿Qué se puede esperar de un embajador como Lejarreta Lobo?, cuyo gobierno del Partido Popular –PP- de corte neoliberal y herederos del pasado conservador y fascista de Franco[5], tras aplicar la receta neoliberal profundizó de forma acelerada la crisis económica en España, afectando de manera directa a millones de ciudadanos y ciudadanas españolas, empujándolos a la pobreza y extrema pobreza en ese país europeo.

El gobierno de Guatemala ha facilitado la entrega de la concesiones, licencias, permisos, negocios o Estados de Sitio detrás de una o varias de las empresas españolas que operan en este país. ¿Qué incidencia tendrá Lejarreta entonces sobre este gobierno? 

La reciente visita de Pérez Molina a España, sus múltiples reuniones con funcionarios del Estado español, monarquía y empresarios, van mas allá de la diplomacia. Fue el mismo presidente quien respondiera ante el poder económico español como garantía para la inversión-invasión de sus capitales, evidente el trabajo político y operativo de la Embajada y sus encomenderos.

Andrés Cabanas en su articulo “Otto Pérez Molina y el Club de los Metirosos” [6] documenta perfectamente bien los objetivos y resultados de la visita de Otto Pérez Molina a España, en una gira apresurada que pondría el sello a los negocios que empresarios españoles y empresarios guatemaltecos venían fraguando con anterioridad.

La gira presidencial respondió a todo un trabajo previo de las misiones empresariales que llegaron en el 2012 [7], al lobby y cabildeo de su representación diplomática. Prensa Comunitaria documentó la visita de una supuesta misión de verificación de Derechos Humanos a Guatemala, integrada por parlamentarios españoles en enero 2013 [8], que incluyeron serias agresiones y amenazas del senador Dionisio Carnero del PP [9] y que fueron antesala de lo que ocurriría en esta visita presidencial a España, en donde se intentó dar punto final al conflicto de Santa Cruz Barillas provocado por la empresa española Ecoener Hidralia Energía/Hidro Santa Cruz.   

La estrategia comercial de la Embaja no parece estar sola, por un lado la presencia de la Cámara Oficial Española de Comercio de Guatemala, fortalece los vinculos con sectores económico nacionales como instrumentos que facilitan la expansión empresarial. Por otro lado, existe la presencia de personas que funcionan como operadoras, negociadoras o intermediarias  entre España, sus empresas y municipalidades a nivel local,  empresas nacionales  y el mismo Estado de Guatemala. 

Parece entonces que la embajada de España es una oficina de negocios puesta para garantizar la inversión de capitales de éste país, resolver parte de su crisis económica y saquear lo que nos queda de vida en este territorio que habitamos. 
Es necesario en estos momentos conocer qué papel esta jugando ésta embajada y qué hay detrás de la conflictividad comunitaria en donde están instaladas las empresas españolas, como Ecoener Hidralia Energía – Hidro Santa Cruz, en Huehuetenango o la empresa Generación Limpia de Guatemala, S.A. subsidiaria de Gas Natural FENOSA en Alta Verapaz, por mencionar algunas.[10]  



“hipócrita que te muestras

humilde ante el extranjero

pero te vuelves soberbio

con tus hermanos del pueblo



(Maldición de Malinche, Amparo Ochoa)





[1] Iximulew (tierra del maíz), palabra en idioma maya Kiché, nombre como se conoce al territorio de Quauhtlemallan (entre árboles) o Guatemala.

[2] Siglo21. Continúa oposición a usufructo de Puerto Quetzal. Guatemala 01.04.12.

[3] Manuel María Lejarreta Lobo, embajador de España en Guatemala a partir del año 2011.

[4] LaHora. El aval  y la bendición del Embajador de España. Oscar Clemente Marroquín. 04 de Abril 2013.

[5] Hidro Santa Cruz en Barillas. Una historia de imposición y violencia, publicado por Instituto Hegoa-Universidad del País Vasco. Año 2012.

[6] Andrés Cabanas, periodista e investigador.

[7] Misión de inversión de Espala en Guatemala. Cuando los derechos son retórica. 2012.

[8] Prensa Comunitaria. Denuncia: el Senador e Hidro Santa Cruz. Guatemala 5 de febrero2013.

[9] Andrés Cabanas. Denuncia: el Senador e Hidro Santa Cruz. Memorial de Guatemala, 2013.


[10] Diego Jiménez. Empresas Españolas en territorios indígenas. Observatorio de multinacionales  en America Latina OMAL. 2 de Febrero 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada