lunes, 29 de julio de 2013

“Sé que la justicia es mía aunque me la nieguen"

Rosa Elvira Coc, representante de las 11 mujeres sobrevivientes a violencia sexua
Cristina Chiquin 

El 22 de julio de 2013 la Jueza Carole Brown de la Corte Superior de Justicia de Ontario, Canadá, emitió un fallo aceptando que en ese país se juzgue a la empresa HudBay Minerals, por los graves crímenes cometidas en Guatemala por la CGN, (La Compañía Guatemalteca de Níquel) subsidiaria de HudBay[1]
Esta empresa está ubicada en el municipio de El Estor, departamento de Izabal.

Las demandas  fueron interpuestas en Toronto Canadá por 11 mujeres Q’eqchi’es que fueron víctimas de violaciones sexuales masivas y múltiples durante los desalojos  violentos cometidos por agentes de la seguridad privada de la CGN, la policía nacional civil y el ejército de Guatemala, hechos cometidos el 17 de enero del 2007, en la comunidad Lote 8, en el Estor Izabal.

Las otras demandas son por el asesinato del profesor Adolfo Ich y por los disparos que recibió y dejaron parapléjico al joven Germán Chub durante una protesta pacífica realizada el 27 de septiembre del 2009 para detener otro desalojo de tierras que tenía lugar en la comunidad Las Nubes, de El Estor, y que fue reprimida por las mismas fuerzas de seguridad.

Las tres demandas que se interpusieron fueron apoyadas  por la empresa de abogados Klippenstein`s  y Derechos en Acción.


Ante la búsqueda de justicia, la empresa ha lanzado una campaña de desinformación y de presión contra los demandantes, Angélica Choc, viuda de Adolfo Ich; y Germán Chub.

La CGN, ha llevado un conjunto de presiones, chantajes e intimidaciones a la comunidad de lote 8,  así como ofrecimientos engañosos para que se retiraran las demandas, las presiones fueron dirigidas especialmente contra las mujeres  que fueron violadas sexualmente.


El ofrecimiento de la empresa fue que se daría dinero y empleo, a las personas de la comunidad de lote 8 a cambio de que las mujeres retiraran la demanda por violación sexual, a pesar de ello las mujeres se han mantenido firmes en la búsqueda de justicia.

Luz Méndez de la Unidad Nacional de Mujeres Guatemaltecas expresó:

“Durante muchos años los abogados de la empresa, pidieron que no se Juzgará en Canadá, pero eso no fue aceptado ya que se buscaba tener garantía de tener justicia y esta no se podía garantizar en Guatemala”
“El hecho trascendental, es que es la primera vez que esto ocurre en Canadá, es decir es la primera vez que se acepta una demanda de víctimas por los hechos cometidos por las empresas de  Canadá en otro País”

Rosa Elvira Coc, representante de las 11 mujeres sobrevivientes a violencia sexual expresó:

“Para este Gobierno de Guatemala nosotros no somos nada, no somos personas, para la justicia en Canadá  pareciera que si hay una luz en donde se nos puede respetar, nuestra dignidad, nuestros derechos como indígenas”

“La empresa en el Estor está ofreciendo cosas a cambio de que nosotras nos sigamos con esto”

Rosa Elvira, comentó de cómo ella ha sido víctima de amenazas por estar en la búsqueda de justicia
“Aunque han sido muchas las amenazas que he recibido, me han dicho que donde me encuentren me van a matar pero no por eso voy a detener esa lucha, voy a seguir hasta donde llegue mi vida”

Muchas otras mujeres sufrieron violaciones sexuales sin embargo, únicamente 11 de ellas fueron las que decidieron denunciar,  La mujeres sobrevivientes de violación sexual han estado en permanente lucha por su territorio, vida y bienes naturales, enfrentándose a diversas amenazas y violaciones de derechos por parte de la empresa CGN.


Germán Chub, expreso también su sentir ante el resultado obtenido en Canadá:

“Aquí en Guatemala no somos escuchados, lo que pedimos es que se haga justicia, que se sepa lo que nos ha pasado”

Angélica Choc, viuda de Adolfo Ich,  agradeció la presencia de los medios de comunicación y a las organizaciones especialmente a derechos en Acción por el acompañamiento durante este proceso.

Por otro lado expreso el dolor que siente, ante el despojo que hacen las empresas extractivas contra el pueblo de Guatemala.  También les dio su sentido pésame a las familias de los tres estudiantes asesinados dentro de las instalaciones de La Compañía Guatemalteca de Níquel.[2]

“yo sé el dolor que están pasando, el mismo dolor que yo he pasado después del asesinato de mi esposo por el jefe de seguridad de la empresa CGN, quien es Maynor Padilla, y esa demanda penal la llevo en Guatemala, pero qué pasa,  y es que no se hace justicia”

“Sé que la justicia es mía aunque me la nieguen, porque no estoy inventando ni mintiendo ante los tribunales”


Angelica Choc, de esta manera también expresó que la lucha y la resistencia por la vida y el territorio sigue y denuncio que ante esto las empresas lo que han hecho es reprimir, desalojar y asesinar al pueblo.

“Todo a causa de qué, solo por defender nuestro territorio, por defender Guatemala, por  defender la tierra que nos alimenta a todos nosotros, porque todos aquí comemos frijol y tortilla, yo se que esa tierra es de nosotros”

De esta manera se dio a conocer el logro del fallo obtenido  en Toronto Canadá, y se denuncio las amenazas y presiones que la empresa sigue ejerciendo sobre las comunidades de Lote 8  y las Nubes, así como en otras comunidades del Estor, Izabal.

A pesar del rechazo de las comunidades y de las permanentes violaciones de derechos humanos, asesinatos  e intimidaciones que hace la Compañía de Níquel, esta continua en la región subsidiada por nuevas empresas extranjeras como lo es la compañía rusa Solway Investment Group.

Este fallo ante una corte interncional marca un precedente, pero la justicia en los tribunales nacionales no llega al pueblo de Guatemala. El mismo Gobierno sigue criminalizando la lucha social y sigue operando a favor de las empresas trasnacionales y la oligarquía, dejando a un lado la vida y los derechos del pueblo a decidir sobre sus territorios.

Las mujeres  siguen siendo quienes a través de sus voces, sus cuerpos y sus vidas, siguen defendiendo su territorio y sus comunidades. El silencio que han querido imponer sobre los pueblos y las mujeres se rompe gracias a su fuerza, al caminar en la búsqueda de justicia y del respeto de la vida.

al finalizar la actividad un grupo de jóvenes de Peronia, realizo una obra de teatro en solidaridad con la lucha de los pueblos que resisten por la defensa de su territorio. 







CCR/eq




[1] Comunicado de prensa.
[2] https://www.facebook.com/UnMinutoDeSilencioParaRomperElSilencio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada